23 noviembre 2011

Me enamoré de un atardecer y el propio sol me rompió el corazón al ponerse

2 comentarios:

Treinta y Tantos dijo...

porque como dicen las malas lenguas.....nada es para siempre!!

acróbata dijo...

Espera al amanecer y lo tendrás de nuevo durante todo el día.

Abrazos Quelita.