20 abril 2011

-Somos energía -me dijo mientras sostenía el saco inmóvl, esperado mi golpe-. Energía es lo que yo veo en todo este mundo.

Energías que te inundan cuando las ves, cuando las escuchas, cuando las quieres, cuando te diste cuenta de que las amabas . . .

Energías que te permiten encontrar tus sendas.

Las energías no se pueden fingir, son las que son. Te pueden ayudar a ver tu futuro o devolverte a tu niñez o a tu adoslescencia.

Yo busco energías. No me importa la edad, el sexo o el aspecto físico.

Tras los cuerpos, tras las palabras, tras el amor, tras el deseo están esas energías poderosas.

Somos cazadores de energías, Dani. Y haciendo deporte, estando en forma, consigues ser el mejor cazador.

Afina tu cuerpo y tus propias energías, así estarás encauzado para poder lograr las otras que necesitas.

¿Sabes cuántas energías has de encontrar para completar tu vida?

No entendía casi nada, pero negué con la cabeza. No deseaba que parase.

-Tan sólo cuatro que te impacten. Es suficiente.


Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven de Albert Espinosa

3 comentarios:

acróbata dijo...

Según las leyes de la Física somos energía encerrada en la materia, lo que la Ciencia no dice es que también tenemos algo más, que no se ve, no se huele, no se palpa....pero que sin duda si se siente...

Saludos.

QUELA dijo...

y como....

Mil Muaks!!

Sol dijo...

Me encantó el texto, es algo en lo que de verdad creo, ya que todos somos energía y esta ni se crea ni se destruye, se transforma. Y puede ser negativa o positiva, lo que importa es cómo usas la que tienes y qué energía buscas en los demás.
Un saludo.